Peninsilina

Alexander Fleming en La Habana

Josefina Ortega • La Habana, Cuba

Cuando el célebre bacteriólogo inglés arribó a la capital cubana el viernes 17 de abril de 1953, contaba ya con una obra más que respetable como investigador y el descubrimiento de la penicilina —cuya exitosa aplicación a los seres humanos le convirtió en uno de los grandes benefactores de la humanidad— le había merecido el Premio Nobel de Medicina de 1945, compartido con el australiano Howard Florey y el alemán Ernst Chain.

Edición Nro. 626 - Salvaguardar el arte (4 de mayo al 10 de mayo de 2013)