Pintura contemporánea cubana

Para Moisés Finalé, Los silencios no existen