R-existir (artes plásticas)

Las cosas y el caso de Rancaño

Virginia Alberdi • La Habana, Cuba

No conozco prácticamente ningún artista que haya evitado la tentación del ready made, sobre todo después de que Marcel Duchamp legitimó el procedimiento en los circuitos internacionales de exhibición. Al defender lo “real maravilloso”, Alejo Carpentier denunciaba, por oposición, la pretensión dialogante del paraguas y la máquina de coser en la mente de Lautreamont.

Edición Nro. 635 - Patria querida (6 de julio al 11 de julio de 2013)
Galería de obras

Galería de obras: R-existir de Ernesto Rancaño

• La Habana, Cuba
Edición Nro. 633 - Un cubano de pies a cabeza (22 de junio al 28 de junio de 2013)
Entrevista con Ernesto Rancaño

A la luz de otros espejos

Gabriela G. Azcuy • La Habana, Cuba

Ernesto Rancaño parece no avenirse a esas consideraciones historiográficas que pautan la pertenencia a determinada generación según la década correspondiente a la juventud creativa. A él no es posible colocarle tales ataduras, pues su obra ha transitado un camino ajeno a modas y tendencias epocales. Presenciamos pues, a un creador intemporal, quien después de sus 40, posee la compulsión y el fervor creativo de un joven emergente.

Edición Nro. 633 - Un cubano de pies a cabeza (22 de junio al 28 de junio de 2013)
Distribuir contenido