Viet Nam

Viaje a un país que ya no existe

Miércoles, 12 de Junio y 2013 (9:39 am)

HANOI.— Solo 11 horas separan la vida en La Habana de la que transcurre en la capital vietnamita, pero el sentido del tiempo se extravía en cuanto se cubre la distancia física entre las dos ciudades. Volar 12 horas y media seguidas, con una escala de cinco y seguir volando medio día más, en el mismo sentido en que se mueve la Tierra sobre su eje, puede provocar unas incertidumbres temporales de pánico. "Mal de viajero" o jet lag le llaman los expertos.

Publicado en El Diario que a Diario
Distribuir contenido