Washington Cucurto

El curandero del amor

Le compré a un peruano en el Rey un CD de cumbia de Los Mirlos. Estábamos cerveceando con mi ticki cumbiantera cuando apareció el peruca cargado de cds y dvds piratas. Estaba mordiéndole los labios, tocándole las manos, bajo las luces multicolores de ese barsucho del Superconsti, cuando plaf, cayeron ellos, los cds.

Edición Nro. 646 - Casa Tomada (18 de septiembre al 18 de septiembre de 2013)
Distribuir contenido